Roma no se construyó en un día

Peligro inminente es lo que se vivió esta semana, la clase política sabe al respecto, recogió el guante y aprobó en tiempo record y por amplia e histórica mayoría el retiro del 10% de los ahorros previsionales por parte de los cotizantes. El desprestigio de la política y de la clase dirigente viene hace rato, los ciudadanos no les creen a los políticos porque se convencieron de que la política responde a otros intereses y las prerrogativas del ciudadano solo se escuchan en tiempo de elecciones y luego de estas caen porque casi nunca son viables, porque son inconstitucionales o no hay recursos suficientes; como sea el hilo se corta por lo más fino, así lo siente el chileno decepcionado.

Después de la histórica aprobación del proyecto de retiro del 10% se evaluará políticamente por parte de la ciudadanía a la clase política, esta vez hay una pequeña luz al final del túnel para los congresistas, sin duda la vara quedó muy alta en cuanto al trabajo legislativo, una golondrina no hace el verano y eso los legisladores deben tenerlo bien en cuenta y no caer en el triunfalismo porque hay muchos proyectos pendientes que necesitan legislación pronta.

El progreso de Chile depende de todos sus actores, nadie sobra; el constructor necesita al ingeniero y al jornalero porque de no tenerlos su obra no prosperará; la nación no está exenta de esta reflexión, tengámoslo en cuenta siempre y también saber que el camino no es fácil porque como dice el dicho, “Roma no se construyó en un día”.

Wos!