Plebiscito del 26 de abril

La madre de todas las incertidumbres se ha instalado en las mentes de todos los chilenos, desde abogados constitucionalistas hasta el último ciudadano y toda la diversidad política; nadie está ajeno a éste proceso que comienza y que tendrá en abril próximo la etapa política y social que no tiene precedentes. Hay diversas opiniones al respecto, desde las más optimistas hasta las más catastróficas. Especular irresponsablemente es tal vez la peor idea que puede tener un opinante incauto. Si bien es cierto en una democracia la libertad de opinión es un baluarte también es cierto que el libertinaje seudointelectual es el peor de los males a la hora de los diagnósticos constitucionales. Sin embargo hay opiniones que son dignas de considerar a la hora de evaluar diagnósticos.

Jorge Correa Sutil, abogado, señala que, » si gana el rechazo a una nueva Constitución la responsabilidad será de los que funan y justifican la violencia «, el dice que dirigentes como Luis Mesina, Hugo Gutiérrez y Jorge Navarro generan daño a la opción de apruebo ya que sus actos dificultan la posibilidad de que la Constituyente pueda libremente deliberar; los tuits del diputado Hugo Gutiérrez aludiendo a un ataque a Carabineros en Antofagasta sin duda son una mala coacción hacia los votantes generando más incertidumbre que tranquila certeza.