Casa Varal

CUANDO LA MADERA SE CONVIERTE EN ARTE!

Llegar a Casa Varal es sin duda algo sorprendente, es gratificante ver como la madera reciclada toma forma con diseño excelente y dedicado, cuya única finalidad es llegar a ser parte de clientes amantes de la madera bien trabajada, con resultado extraordinario.

La mano de obra calificada es uno de los pilares fundamentales para lograr un buen trabajo en madera; Alejandro Ramírez gerente de Casa Varal lo sabe y pone énfasis en ello, Junto  a Vanessa Cardona, su esposa y administradora de este negocio, llegaron desde Colombia hace cinco años y con casi un año en el km25 de la carretera General San Martín donde está ubicada su casa matriz, iniciaron esta empresa familiar que dedica todo el conocimiento y la mano de obra efectiva para utilizar y sacar provecho a la madera reciclada transformándola en bellísimos muebles tales como comedores, mesas de arrimo, bares, sillones, muebles de terraza y una variedad de diseños muy atractivos como funcionales.  La materia prima a utilizar es el Roble, principalmente de demolición rescatado desde el casco antiguo de Santiago, al comprarlo se clasifica para sus diferentes usos, es por ello que tanto tablas, vigas y cuartones son trabajados para diferentes diseños. Todo es reutilizable para Casa Varal, ahí está la excelencia de este emprendimiento, una viga rescatada tiene a veces casi cien años, al trabajarla eficientemente se le dan cien años más de vida, incluso los despuntes y excedentes de una tabla tienen funcionalidad si se trabajan con eficiencia, solo basta ver la oficina del gerente, la cual esta enchapada en madera que cualquiera desecharía por no ser útil y tal vez sería quemada o terminada en un acopio para leña.

Alejandro Ramírez sorprende al hablar con conocimiento de causa acerca de la madera chilena, conoce a cabalidad el proceso para protegerla contra las termitas (el principal adversario) y sabe del origen de las maderas nativas y es por eso que cada mueble que crea junto a los maestros que colaboran con él, termina siendo un objeto bien apreciado por los clientes que tiene.

La atención al cliente es otro de los fundamentos de Casa Varal, es integral, se escucha al cliente, se asesora en las necesidades del mismo y se le entrega lo que el cliente vino a buscar, un producto bello y útil. Si alguien necesita un mueble con medidas y formas especiales, Casa Varal lo crea y lo entrega en los plazos convenidos, cumpliendo así con diligencia el propósito de este emprendimiento, excelencia en mano de obra.

WOS!